martes, 19 de abril de 2011

Un regalo de Antonio Marín Segovia para El Dorado

Cuando de repente el pasado regresa y te saluda con el mismo ímpetu que antaño y vienen a tu cabeza recuerdos de luchas y de muros y corroboras que no fue un sueño lo que viviste, que hubo testigos de tu batalla y ellos también recuerdan y para ellos también fue importante tu miserable aportación a su gran guerra, entonces vuelves a creer, recuperas el aliento perdido, crees posible cruzar los puentes que te tienden, seguir el camino. Antonio Marín es un viejo colaborador periodístico de mi época de plumilla inconformista, él sostiene solito todas las luchas que en esta ciudad valen la pena, y sigue haciéndolo incombustible. Reencontrarle, y hacerlo ahora y hacerlo así, ha sido como una señal del cielo para mí. Acá van unos regalos en forma de poemas, mensajes lanzados en la botella del náufrago, que me dispongo a compartir con vosotros. Gracias Antonio.




Antonio Marín



Procura ser torre o mar encés encara que no tingues res en les butxaques
Procura ser torre


O àngel rebel


O paraula impossible


Però no et quedes quiet ni esperes


Que el sol et puga regalar una abraçada

Ix al carrer ara mateix i comença a mirar amb ulls nous


Ix, trenca i oblida totes les teues pors


I aprèn el senzill idioma dels rius


Però no escoltes el plor dels que no s’atreveixen a besar-se pels carrers


No escoltes mai els crits


I les pregàries d’aquells que no volen abraçar-se en qualsevol plaça

Procura ser torre


O mar encés


Encara que no tingues res en les butxaques


I els teus ulls tinguen la mateixa forma que una pedra invisible


O que un ocell sense ales

Ix al carrer ara mateix amb el cor en la mà


I la boca plena de foc


I fes que el sol nasca per a tu a les 4 de la matinada

I no oblides mai


Que per a ser lliure i enter


Has d’anar sempre contra el destí


Has d’anar sempre contra els que no s’atreveixen a besar-se en una cafeteria


Oblida i ignora als que no saben ser la mà de la pluja


I besa i sent el cel sencer cada vegada que la teua boca s’acoste a altra boca



Antonio Marín Segòvia25 de febrer de 2008
**********************


Procura ser torre o mar encendido aunque no tengas nada en los bolsillos
Procura ser una torre


O ángel rebelde


O palabra imposible


Pero no te quedes quieto ni esperes


A que el sol te pueda regalar un abrazo

Sal a la calle ahora mismo y empieza a mirar con ojos nuevos


Sal, rompe y olvida todos tus miedos


Y aprende el sencillo idioma de los ríos


Pero no escuches el llanto de los que no se atreven a besarse por las calles


No escuches nunca los gritos


Y las plegarias de aquellos que no quieren abrazarse en cualquier plaza

Procura ser torre


O mar encendido


Aunque no tengas nada en los bolsillos


Y tus ojos tengan la misma forma que una piedra invisible


O que en un pájaro sin alas

Sal a la calle ahora mismo con el corazón en la mano


Y la boca llena de fuego


Y haz que el sol nazca para ti a las 4 de la madrugada

Y no olvides nunca


Que para ser libre y entero


Debes ir siempre contra el destino


Debes ir siempre contra los que no se atreven a besarse en una cafetería


Olvida e ignora a los no saben ser la mano de la lluvia


Y besa y siente el cielo entero cada vez que tu boca se acerque a otra boca

Antonio Marín Segovia25 de febrero de 2008
*********************************


Escribir es una forma necesaria de soñar, de vivir fuera del ruido, lejos de los muros...Escribir es una buena forma de soñar

Necesitamos hablar menos y empezar a reconstruir y rehabilitar nuestro entorno inmediato, nuestro propio cuerpo, nuestra propia alma.
Se prohíbe sembrar la discordia,no sólo porque es más fácil sembrar miosotis, albahaca o tulipanes,sino porque las semillas de la discordia hacen crecer árboles siniestrosen los que acaban ahorcándose las esperanzas
Fernando Soto Aparicio en "La noche del girasol"



Un hombre, un autor cuando escribe con el alma y con el corazón, con todo su cuerpo presente y futuro... debe abrazar siempre lenta y apasionadamente a sus lectores. Un creador honesto y libre debe abrazar silenciosamente a la gente sincera, a la buena gente que se acerca y se atreve a dudar, a leer, a pensar, a vivir, a soñar a todas horas...

Escribir es una buena forma de soñar. Necesitamos hablar menos y empezar a reconstruir y rehabilitar nuestro entorno inmediato, nuestro propio cuerpo, nuestra propia alma.

Escribir es abrazar, amar, besar... a todos los seres.
Escribir es reconocerse en los otros, en esos seres que nunca podrás ver personalmente, pero que forman parte de tu propia carne, de tus huesos, de tu sangre...

Hay demasiadas heridas abiertas y conviene sellarlas bien con dulces gestos y menos discursos... Un buen abrazo a tiempo, un beso lento y lleno de pasión y ternura puede curarnos de la estupidez, de la arrogancia, de la envidia, de las vanidades y celos que rompen nuestro ser a diario.
Procura hablar menos y dedica tu tiempo libre a besar, abrazar, caminar, compartir alegrías y tristezas sin rencores ni reproches.

Ignora y huye de la gente que chismorrea y descalifica: son el propio diablo, la maldad y la enfermedad en persona.

Vive abrazando y mira todo como algo que forma parte de tu ser. Esa torre, esa plaza, ese árbol son tu propia sangre, tu propia piel...

Antonio Marín Segovia. Noviembre de 2008
--------------------------------

Somos la carne dulce de los sueños y la luz primera del universo cuando nos besamos...

Adoro tu estilo al desnudarte
Eres igual que una montaña alta y llena de árboles
Eres ligera y repleta de secretos dulces


Adoro tu mirada
Cuando despiertas
Cuando amaneces a mi lado
Eres igual que un niño
Siempre dispuesto a jugar

Nos miramos y sabemos bien
Que debemos abrazarnos
Que debemos tomar café
Después de jugar
Después de comernos a besos


Me gusta acariciar tu sexo con mi lengua
Adoro tus muslos
Y me vuelve loco sentir tu lengua atada a mi lengua


Eres una niña alegre y libre
Cuando me abrazas
Y ambos olvidamos todos los idiomas
Pues somos la carne dulce de los sueños
La luz primera del Universo


Adoro tu voz silenciosa cuando tus manos me miran
Cuando tu sexo sueña dentro de mis ojos
Mi lengua exige pasear dentro de tu corazón
Para poder latir al mismo ritmo
Para besarte a todas horas

Antonio Marín Segovia

.-.-.-.-.-


Pájaros y gatos abrazados
Montaña y mar corriendo juntas
Niños y árboles riendo a todas horas
Tú y yo siempre soñando
Siempre dibujando nuestros sueños
Mientras el silencio olvida mentiras y quejas
Para vestirse con tu mirada
Antonio Marín


.-.-.-.-.-

¿Duele el amor bueno y libre?
No. Nada bueno puede dolor.
Nada bueno quiere ser huella o historia.
No hay beso en los libros ni en los museos.
El amor es el nombre que tiene la buena vida, la vida libre, la amable vida...


Nada hay después del amor.
Nada puede doler ni matar si hay amor, si el amor te mira.
Y todo es fuego y luz, todo es libre y vivo si el amor te despierta y te acaricia...

El amor es tan sencillo como abrazarte ahora mismo.
Abrazarte y quemarme con tu lengua.
Llenarme de tu olor a bosque marítimo.

El amor es ese juego que no tiene reglas.
Ese divertido juego donde nadie tiene prisa.


Nadie muere cuando ama.
Nada duele ni sangra cuando nuestros ojos aman.

Mi boca necesita beber despacio el verano que hay en tu sexo...




Antonio Marín Segovia

1 comentario:

Antonio Marín Segovia dijo...

Alicia, no me merezco tanta gratitud, pues simplemente soy un mortal que es consciente de ser un simple y torpe aprendiz de ciudadano, dispuesto siempre a aprender, a sentir, a vivirlo todo como algo nuevo. Muchas gracias por tus palabras tan sentidas, tan vivas.

Gracias a ti y a todos los que hacen posible que podamos seguir caminando y soñando despiertos, a pesar del ruido.