viernes, 16 de mayo de 2008

Soy el Conejo, no Alicia


He pulsado el botón FF de mis días
y enloquezco

Imágenes en barrido
caen vertiginosas sobre
una pared de movimiento eterno
a mi espalda

Son ellas las que se mueven
enronquecidas de velocidad
Quieta. En el centro: Yo
NO. Estoy ciega de sentimientos:
Un fotógrafo del tiempo me ha barrido

Un paso más

y otro
y otro
y otro

Sigo adelante sin mirar el semáforo en rojo
'¿Tabaco?. No tengo. Lo siento. Era el último'

No me he oído decirlo. Sí tengo
Me asaltan, esquivo, y sigo
'¿Me das 50 céntimos para el tren, guapa?'
'Lo siento. Lo siento, no llevo'

¿No llevo?
'¡Sí! ¡Espera! ¡Oye!...'

No oye. Ya no oye
'¿Tienes un momento? Greenpeace es una...'
'Llego tarde. llego tarde'

Llego tarde ... Soy el conejo de Alicia...
¡SOY EL CONEJO DE ALICIA!
¿Dónde está mi madriguera?

El tiempo. ¿Cuándo lo perdí?

6 comentarios:

Viktor Gómez dijo...

Bueno, pues esa frase, esa imagen, la vengo diciendo y repitiendo desde hace años. Es como un chiste, pero muy real. De verdad que me sentía como el conejo de Alicia, con su reloj en la mano siempre, con las prisas sobre prisas. Y si, parece que así es la vida en muchas ocasiones. Correr, ¿para qué?.

El tema y el principio del poema es BUENO. Si se admiten lecturas de compañero de dudas y aprendizajes, como lector y como estudiante de poesía, me das permiso y lo comentamos por correo aparte.

Mi correo: viktormari@gmail.com

En cualquier caso, me identifico plenamente con lo escrito.

Un beset

Viktor

elpalabarista dijo...

Tu blog es interesante.

Te doy la mano.

Alicia Martínez dijo...

Víktor: No sólo tienes mi permiso para conducirme por este mundo de palabras. Te lo dije la otra noche. Sí, quiero leer, y también escribir. Como me falta mucho lo primero (en cuanto a poesía, claro) lo segundo no lo puedo hacer bien. Además creo que ya te he adoptado como maestro Yoda. Te lo pido por correo en un minuto.

Un beset.

Alicia Martínez dijo...

Gracias Palabarista por tus palabras de ánimo. En este inmenso y desconcertante mundo de los blogs es increíble cuando sabes que no estás sola. ¡Que tienes lectores! Gracias mil. Corro a visitar tu blog.

Un beset,

Alicia

Pablo dijo...

Ese maldito Carroll. ¡Cuánto daño ha hecho a las matemáticas! Y qué bien para la literatura, incluso para la que vive de exhumar cadáveres.

Aunque yo debería estar comentando la crónica de la presentación de Bostezos, aquí me tienes, obnubilado con el Conejo de Alicia. Pero ésa es otra historia.

Alicia Martínez dijo...

Pues venga, Pablo. Comenta,comenta. A las que nos llamamos Alicia hay que perdonarnos la referencia al País de las Maravillas, lo llevamos en el nombre y nos ha perseguido siempre.

Un beset,

Ali.